La palabra “dación” viene de dar, es decir, dar en pago.  Es un método para hacer el pago de un crédito, el cual puede ser hipotecario, que conlleva a transferir el dominio o propiedad del inmueble voluntariamente por el deudor insolventado al acreedor a fin de extinguir la obligación.

Viene de la palabra "dación", es decir dar en pago

Es un forma muy apropiada de buscar salir de la deuda cuando ya no existen otros caminos y las finanzas de la familia no pueden dar cumplimiento a los créditos.   Pero esto no es muy fácil de ser aceptado por los bancos, hay que cumplir con algunos requisitos, en algunas ocasiones estos entorpecen tanto el trámite que no se llega a un feliz término, debiendo proceder el acreedor, paradójicamente, por acciones judiciales en búsqueda de obtener el pago de su crédito con el remate de la propiedad.